miércoles, 28 de enero de 2015

Mis 500 palabras- día 26- De voces y Mentiras

De las voces internas y el silencio de la mente

Silenciar la mente es una  de  tarea muy ardua; siempre, o la mayor parte del tiempo, constantemente  los pensamientos se  acumulan uno detrás de otro, idea sobre idea, es como una conversación interior que solo parece acabar cuando te vas a dormir; Lejos de terminar ésta continua en nuestros sueño que a veces recordamos y a veces no. Las voces internas a las que ya estamos acostumbrados, porque cuando aparece una que no es habitual suele ser por una enfermedad, charlan entre ellas y toman diferentes puntos de vista; esas voces, que son en parte tú y en parte la programación social te exponen sus opiniones y temas  para que así tomes tus decisiones o en ciertos casos las toman por ti.

El reto está en mantener esas voces silenciadas cuando no necesitas consejo o tomar decisiones; a menudo ocurre que al buscar la relajación, al sentarnos en el cómodo sillón, los pensamientos se acoplan uno detrás de otro, las preocupaciones y problemas te vienen a la mente pues en tu silencio  esas voces aprovechan para discutir entre ellas tus situaciones; tienes que aprender a domarlas y a decidir cuando hablan y cuando no; aprender a ser el amo y señor de tu mente; a imponer tu voluntad a la programación social, a las creencias que te inculcaron y a tu ego. Solo así podrá tener calma, paz y la capacidad  de tomar decisiones sin verte influido por esas voces que crearon en ti. Acepta el reto y busca el silencio a prendé  a dominar esas voces; a convertirte en su amo y no en su siervo.

De las mentiras.

La mentira es algo que está muy arraigado en la mente humana pues es muy seguro  que no pasemos ni un día sin mentir o engañarnos de alguna manera; la mentira puede ser un método de defensa o protección tanto un método agresivo de manipulación y coacción.

Como método defensivo nos permite  evitar peligros tanto físicos, mentir para evitar que te agredan físicamente, como psicológicos, mentir para evitar entrar en conflictos que llevarían al individuo a alguna situación de estrés mental; Como método agresivo o de ataque nos permite manipular a otros individuos para que actúen de una manera que le resulte conveniente al mentiroso. La mentira suele usarse por los líderes o personas influyentes  para dirigir la realidad de un grupo de personas y guiarlos  por los caminos que ellos decidieron para su gente.


La mentira y la verdad pueden parecer conceptos contrarios pero están más cerca el uno del otro de lo que parece; por algo dicen que una mentira repetida cien veces se transforma en verdad; podría decirse que la verdad es  todo aquello que podemos comprobar mediante nuestros sentidos, pero, ¿Podemos fiarnos de nuestros sentidos?. Pienso que la verdad y la mentira son conceptos abstractos que están entrelazados unos con otros; Por tanto, toda mentira  oculta algo de verdad y en toda verdad hay oculta una mentira. 
Publicar un comentario en la entrada