viernes, 16 de enero de 2015

Mis 500 Palabras- Día 14- Como Escribir unas Cuantas Palabras.

Necesitas algo de concentración, por esa razón debes apagar tu teléfono y desconectarte del mundo, ahora piensa en el tema que vas a desarrollar; pueden ser los infortunios del amor,  las aventuras de tu infancia o de cualquier tema que consideres interesante. Respira  hondo, no pienses en tu brillante futuro como escritor, no te imagines los títulos de tus novelas futuras, ni siquiera dejes que pase por tu mente la idea de que estas apunto de escribir una obra que marcara un antes y un después en la historia de la literatura; concéntrate en el ahora, en cada palabra que estas a punto de  teclear o escribir con tu bolígrafo, lápiz o pincel. Pon una parte de ti en todo esto, como si la tinta, los bites, los pixeles o las hojas fueran parte de tu ser, como si derramaras tu sangre con cada palabra; tienes que parir la literatura.

Escribe  sobre ti, sobre esa gente rara que ves en la calle, la que observas a diario; piensa que tu eres tan raro para ellos como ellos lo son para ti, que eres tan odioso como ellos lo son; ponles nombres, al indigente ebrio  nombrarlo “Sócrates” e invéntale una historia trágica o cómica;  puede que el bueno de Sócrates haya sido un buen esposo y un padre atento que en un trágico accidente perdió a su esposa e hijos; o también puede que haya sido un inversionista  millonario que al perder toda su fortuna tiene que aprender a sobrevivir en las calles mientras vive aventuras con sus nuevos amigos los otros vagabundos.

Piensa que tienes que plasmar la humanidad misma en tu trabajo; nada de fantasías de amor donde todos viven felices para siempre; nada de personajes cien por ciento buenos o villanos amargados y malévolos que más parecen hacer berrinches  porque el mundo fue injusto con ellos. Recuerda que todo tiene su luz y su sombra, por lo menos todos lo humano.

A veces necesitas café, tabaco o alcohol, todo depende de la moralidad o el estilo de vida del  escritor; que no te engañen  en este negocio  no hay aspirantes a escritores todos lo somos desde el primer momento que plasmamos nuestras primeras palabras, que te publiquen no es algo importante recuerda que debes escribir por necesidad o por compulsión; si quieres escribir  para que te publiquen o para vender muchos libros solo tienes que pulir tu estilo, o contratar un buen corrector de estilo, y observar las tendencias del mercado literario  o ir a una librería y preguntar qué es lo que se está vendiendo con mayor frecuencia. Lo mismo aplica para el mercado musical, de las artes plásticas y todo eso que pretende llamarse arte.


La sequía es algo que tendrás que afrontar durante tus primeros intentos de redactar una buena historia; Las ideas no acudirán y terminaras frustrado porque lo que querías plasmar se ha escapado. En ese momento debes recurrir a la danza de la lluvia para que la liquides de las letras regrese entonces escribe un par de páginas sobre tu día, sobre lo molestos que son tus jefes del trabajo, sobre lo ingenuos que son tus compañeros, redacta las características que tanto te gustan de él o ella, escríbete una carta para tu yo del futuro o simplemente escribe la lista de cosas que nunca harías; entonces, si hiciste bien la danza, las ideas fluirán como un caudal y llegaran el mar de la creatividad; si no puedes  frustrarte y acostarte a dormir lo que quede del día. 
Publicar un comentario