lunes, 12 de enero de 2015

Mis 500 Palabras- Día 10- De religiones y Espiritualidad

Estoy en contra de la enseñanza de los dogmas religiosos, pienso que son mal entendidos y que se enseñan desde puntos de vista personales y no objetivos; suelen enseñar que la iglesia o la fe que se pretende predicar es maravillosa, que es la única verdadera,  y en muchos casos se ignora, o deja de lado, la historia de esa religión, que en la mayoría de los casos es una historia de derramamiento de sangre.

Pienso que cuando estás de acuerdo con alguna creencia  es porque aceptas su historia y lo que esta conlleva; es decir que si aceptas las creencias del catolicismo o cristianismo, también aceptas las matanzas que se hicieron en nombre de dios durante las cruzadas, la tortura y el asesinato de miles o millones de personas por la inquisición; si perteneces al islam quiere decir que aceptas las matanzas y las brutalidades que han provocado los fanáticos de esta religión a través  de su historia.

Lo mismo aplica para cualquier creencia o línea religiosa; también pienso que  de cierta forma las religiones tienen ciertas enseñanzas que resultan buenas, son buenas filosofías de vida, pero por desgracia estas se enfocan más en las enseñanzas que esclavizan;  por ejemplo, la religión cristiana  se enfoca en el martirio de Cristo que en sus enseñanzas, incluso explotan el sentimiento de culpa diciendo que “cristo murió por nosotros” o “cristo murió por tus pecados” haciendo que de esta manera los creyentes tengan una culpa que no deberían; la religión islámica se enfoca más en combatir a los infieles que en el mensaje de su profeta, lo mismo que  la judía; el budismo en ocasiones llega al renunciamiento extremo con tal de no sentir apego alguno.

Yo veo la espiritualidad como crecimiento, como aprendizaje; lo veo como una necesidad humana, esa sensación de esperar algo más allá de lo lógico o de lo aparente; mis creencias espirituales  son algo parecidas al panteísmo, el panteísmo dice que todo el universo o universos son dios y por lo tanto todo  y todos formamos parte de dios. También tiene algo de las enseñanzas herméticas, un poco de sus siete leyes,  una de ellas dice que el universo es mental y que todo lo que existe es un pensamiento de, digamos, Dios. En general no me caso con ninguna creencia, y aprendo y tomo lo que me parece mejor de cada una, las enseñanzas del budismo me parecen bastante correctas, así como los pensamientos de Cristo y Mahoma.


Para mi Cristo, Buda, Mahoma y todos los avatares de la fe, son maestros que vinieron a dejar su mensaje de crecimiento y aprendizaje, el tan esperado mesías somos nosotros y el salvador del mundo somos cada uno de nosotros, tenemos que aprender y ser mejores cada uno de nosotros; la mejora constante, pero no la perfección, debe ser el camino; ser mejor ser humano, ser mejor con nuestro trato con los demás y con la naturaleza; para mí los males más grandes del mundo son el egoísmo y el fanatismo, la forma de erradicarlos es el conocimiento, el aprendizaje y el crecimiento personal. 
Publicar un comentario en la entrada