domingo, 25 de enero de 2015

Mis 500 Palabras- Día 23- Los sentidos

De todas las cosas que me agradan de la vida, sin duda, el sentido de la vista es una de las más  queridas; gracias a el puedo contemplar los colores del mundo, al menos los del espectro de luz que estos pueden captar, también puedo observar el movimiento  de las nubes y las aves cuando cruzan por los cielos, contemplar el correr de las aguas o  admirar la belleza en una obra de arte, en la naturaleza o en una persona querida. El sentido de la vista, a pesar de sus limitaciones, me permite conocer una parte de lo que sucede a mi alrededor.

El sentido del oído es complementario al de la vista pues están muy ligados el uno al otro, basta escuchar un ruido y rápidamente buscaremos su origen con los ojos; y es que estos sentidos se ligaron entre si en nuestra época cuando éramos cazadores y presas, teníamos que estar aleta o morir; con el tiempo aprovechamos la sensibilidad de este sentido y nuestra creatividad  engendrando la música; sin duda una de las creaciones más grandes de la humanidad pues no hay ningún otro animal que halla construido instrumentos y sistemas para crear música y deleitarse con ella.

El sentido del olfato puede parecer nuestro sentido menos desarrollado pero gran parte de nuestro comportamiento inconsciente es dirigido por este sentido;  el amor entra por la nariz pero nosotros creemos que es por los ojos; cada persona tiene un olor único y ese aroma es el que nos hace reconocerlos cono atractivos o  lo contrario, todo depende si el aroma es de nuestro agrado; en cuanto a la alimentación este sentido esta  ligado al del gusto, siendo la combinación del trabajo de ambos lo que nos hace percibir los alimentos como deliciosos o desagradables.

El gusto se ubica en la lengua y el paladar, este se encarga de decirnos que es sabroso y apetecible o que nos desagrada;  también nos indica los sabores seguros y los potencialmente letales; otra de sus funciones es indicarnos cuando hemos comido suficiente. La gastronomía es un arte que se ha labrado alrededor del sentido del gusto y que ha venido evolucionando junto con nuestra especie.

El sentido del tacto es el que más extendido esta en nuestro cuerpo; podríamos decir que somos todo tacto pues todo nuestro cuerpo siente. Muchos dirán, o creerán,  que el sentido del tacto se limita a la piel pero yo creo que este se extiende por el sistema nervioso que recorre cada rincón de nuestro cuerpo. El arte del amor y del sexo es tacto puro siendo este sentido la forma de convivencia más intima entre nosotros.

En general puede haber muchos sentidos más como en sentido del tiempo, pero  el objetivo de todos ellos viene a ser el mismo: "interpretar el universo que nos rodé a través  de la información que recibimos de ellos"; de esta forma podemos llegar a la conclusión  de que la realidad la construimos nosotros usando nuestros sentidos, el pensamiento  y la emotividad; puede haber, en este universo, fenómenos que nos pasan desapercibidos porque nuestros sentidos no son capases de captarlos y por tanto podemos creer que no son reales, sin embargo estarán ahí de todas maneras. 
Publicar un comentario en la entrada