jueves, 21 de abril de 2016

Negligencia

Hay que  darse cuenta de que a la mayoría de la gente le importas bien poco si no es que nada; todo depende de lo que puedas ofrecer.

Entender que  las personas sólo te buscan para satisfacer sus necesidades; ya sean económicas, biológicas,  sociales o afectivas, al final tu decides a quien seguirle el juego.

Por lo que tu valor ante la sociedad está determinado por tu habilidad  para satisfacer necesidades y crear soluciones a los problemas de la gente.

El problema se presenta   cuando la gente  es egoísta, terriblemente egoísta, y tiene miedo a  perder lo poco que tienen; ya sea su estatus, sus posiciones, sus contactos o su vida. Esto los hace hostiles y ciegos pues quieren ser importantes y tener renombre pero no están dispuestos a servir o a ofrecer soluciones sino que sólo crean problemas  y enferman poco a poco a la sociedad.

Los males del mundo moderno son un claro reflejo de esta enfermedad; todos quieren que sus necesidades sean satisfechas, y algunos grupos tuercen las leyes para que así sea, pero muy pocos están dispuestos a dar algo a cambio o a ser útiles.







Publicar un comentario