viernes, 10 de abril de 2015

viaje

Nos quedamos sin sentido del humor; la realidad nos alcanzó y  nos sometió a los rigores profanos de la rutina a la que el ser humano se enfrenta toda la vida; y es la vida misma a lo que hay que adaptarse, siguiendo métodos ajenos o inventando los propios, profanando tumbas e ideas preestablecidas, derrocando reyes imaginarios, matando al dragón que representa tus deseos.

Una vez me encontré a una chica moribunda; no porque estuviera enferma pues se veía muy sana, físicamente,  pero la fatalidad de una vida gris se dibujaba en su cara,  en su sonrisa de porcelana brillaban dientes blancos como nubes y sus ojos color miel se tornaban mortecinos y somnolientos. No me dijo hola, no le dije hola, pasamos lado a lado rumbo a nuestras extrañas vidas.

Los estándares humanos de hoy en día, que risa, están vacíos, pues del humano ya poco queda; más bien somos parte de la gran cadena de producción; es chistoso, realmente gracioso, el hecho de que los "humanos" mandamos  a la mierda la cadena alimenticia y la cambiamos por nuestra siempre eficiente cadena de producción; aunque contamine más, mate más y le ponga precio a todo a su paso.  Por eso hay tantas personas moribundas, como la,chica del otro día.

Deja que te lo diga un hombre " poco productivo" o, como me dijeron en una entrevista de trabajo, "poco rentable"; la vida es un viaje, un chiste si quieres, no vale la pena angustiarse por ese montón de papeles que son necesarios para comer, viajar, vestir, tener salud, dormir en una cama y ,en algunos sitios, cagar; no dejes que te encadenen con una linda correa de billetes.

Ya lo veo en tu mirada y no, no estoy diciendo que abandones tu trabajo y andes por ahí montando escándalo, no; lo que quiero decir es que te relajes, recuerda, la vida es un viaje, como unas vacaciones, debes llevarla tranquilo y sin joder a los demás. El dinero es una ilusión, depende de ti si te transformas en su esclavo o en su amo; puedes hacer que tu vida, la ilusión más pura, gire entorno al dinero, otra ilusión, y te aseguro que este viaje no será muy placentero; en cambio puedes aprender a usar la ilusión del dinero para hacer tu viaje más cómodo, pero de eso ya se han escrito muchos libros y no pienso escribir uno. Tu ve a trabajar y sonriele a todo el mundo; aunque te crean un imbécil, aunque tu jefe sea un mamón, aunque tus compañeros sean unos frustrados que se meten en tu vida porque han hecho de  la suya, su viaje, una mierda, tu sonríe, burlate de el mundo y de la ilusión de la vida moderna.

¡Si!; el estilo de vida moderno, trabajar toda la semana para ganar un montón de papeles sin valor real que los respalde a excepción de tu fe, justo como el dios de la religión; después llega el fin de semana y la gente moderna se va a llenar su cuerpo con químicos y toxinas que hacen que su mente se ponga loca, alegre, eufórica, orgásmica, irreal y en ése estado bailarán toda la noche o un par de horas de la madrugada. El perfecto escape de la realidad, del viaje que ellos mismos se han jodido; pero cuando la realidad vuelve, una buena parte de su dinero ya no está ahí y entonces viven angustiados hasta el próximo fin de semana.

Aviones que se estrellan, guerras religiosas, niños pobres que mueren de hambre, naciones amenazando a otras  con sus fálicos misiles nucleares, gente muriendo a cada rato, gente torturando a otra gente, animales esclavos de monos calvos y dementes, incendios forestales  y nada que puedas hacer para detener este tren de locos, este mundo lleno de mal viajados; pero descuida, ya el sol acabará con todo este desastre; un día explotará y borrara todo esto, mientras no seas un moribundo o un esclavo, ayuda a quien puedas pero, recuerda, que todo esto es un viaje y por tanto no estarás aquí para siempre.

Publicar un comentario en la entrada