domingo, 12 de enero de 2014

El Bebé Perfecto

El señor y la señora  Gómez   se encontraba sentados en la sala de espera del centro de diseño infantil de la ciudad de México,  el hombre leía una revista mientras la mujer se revolvía en su asiento con impaciencia, deseaba que pronto llegara su turno de pasar a la sala principal; No eran los únicos en la sala de espera, un par de parejas mas estaban con ellos; Polo  dejo la revista a un lado y miro a su esposa con una sonrisa en los labios, ella miraba las paredes, los muebles y de mas accesorios de la habitación, que parecía una pequeña biblioteca, cuando sintió la mirada de su marido lo miro y le devolvió la sonrisa, después su vista se clavo en la bocina del altavoz que se encontraba encima de la puerta blanca que llevaba al interior del consultorio;    Quince o veinte minutos después  el altavoz escupió " Turno 24 Señor y Señora Gómez".

Rebeca Gómez se despego del asiento rápidamente, agarro a su marido de la mano y lo arrastro al interior del consultorio; Los recibió la Doctora Alicia Flint, experta en diseño infantil.

-Buenas tardes señores Gómez; es un gusto atenderlos en este delicado proceso de diseñar un nuevo ser humano; soy la doctora Alicia Flint, para servirles.- dijo todo esto mientras estrechaba las manos de la pareja y los guiaba a su despacho/consultorio.

-Buenas Tardes Doctora- canto la pareja al unisono.

-Tomén asiento por favor, para que podamos pasar a lo importante.

-Muchas gracias Doctora- Dijo Rebeca con la veneración que mucha gente tiene para con los profesionales, su esposo se sentó estrechándole la mano; mientras la doctora se acomodaba detrás de su escritorio.

-Muy bien - cuando dijo esto la pared superior a su espalda se transformo en una pantalla de alta definición - vamos a hacer el diseño base- se trono los dedos de las manos mientras en la superficie de su escritorio se dibujaba un teclado digital. -¿Como lo quieren?- pregunto con una encantadora sonrisa.

La pareja tardo  unos segundos en recuperarse de tal despliegue tecnológico, en inicios del siglo XXII  la tecnología avanzaba muy rapido. Los  Gómez rieron con timidez y se dispusieron a hacer su pedido.

-quiero que tenga piel clara, si se puede un poco mas clara que la nuestra, pero no tanto; hoy en día los niños de piel oscura sufren mucho; y los obesos, no quiero que sea obeso- Rebeca se sonrojo un poco mientras lo decía. Los dedos de la doctora tecleaban rápidamente.

-que tenga el cabello lacio como mi mujer, el mio es un asco- se apresuro a decir Polo- y nada de calvicie- lo dijo señalando sus entradas mientras los dedos de la Doctora seguían martillando el teclado en  que se había transformado su escritorio.

- que sea alto- aporto la señora Gómez- y de ojos grises; siempre quise tener ojos grises- una sonrisa soñadora se dibujo en su cara.

- es cierto, recuerdo que de mas joven usabas pupilentes grises- Napoleón, Polo para los amigos, sonrió con añoranza.

-¿imagino que quiere que integremos el paquete estándar de corrección de defectos genético?- dijo Alicia Flint levantando la vista del teclado con una amplia sonrisa en el rostro. La pareja asintió rápidamente.

-¿ y alguna característica especial que quieren que se incluya en la personalidad del futuro niño?- pregunto la doctora.

-si, quiero que sea estable, muy calmado y cooperativo; el niño perfecto- dijo  la futura madre entusiasmada.

-¿algun talento especifico?, ¿deportes por ejemplo?- lo dijo sonriendo al padre.

-¡claro! me encantaría que mi hijo fuera una futura estrella deportiva.

-¡Exelente!- canto la Doctora.

Con un movimiento de su mano el teclado digital cambio su configuración y varios botones de movimiento se dibujaron sobre el. La Doctora se hecho a un lado para que los futuros padres pudieran ver bien la pantalla; Esta mostraba un bebe.

-es precioso- dijo la señora Gomez conmovida.
-así sera su hijo o hija al nacer- dijo sonriente, toco uno de los controles del teclado y la imagen mostró a un niño y una niña- así a los cuatro-otra pulsación y apareció una pareja de 10 años- así a los 10- presiono de nuevo y un par de jovenes aparecieron en la pantalla- así a los quince- clicleo de nuevo y la pantalla regreso a su estado inicial.

-ya que vieron el diseño ¿Qué sexo prefieren?.

Los padres estaban boquiabiertos.

-así es como lo imaginaba- Dijo Rebeca Gómez con lágrimas en los ojos- que sea niño,¿verdad cariño?.

-claro, sera mi campeón.

La Doctora sonrió ampliamente. Pasaron media hora mas firmando el contrato  y recibiendo instrucciones de como podían pagar los 50 000.00 créditos correspondientes al servicio; además les entrego la fecha y la tarjeta de la cita para la extracción de el óvulo y la esperma correspondiente.  Además le entrego un plan alimenticio para preparar su vientre para recibir al óvulo fertilizado, y modificado. La pareja se fue dando las gracias alegremente. En cuanto se fueron su sonrisa desapareció y  llamo al laboratorio de diseño para  apartar espacio para el servicio que prestarían a la pareja; contesto su colega Arturo Brisas.

-hola colega ¿Qué hay por allá- al oír su vos alegre hizo una mueca, odiaba su falsa alegría. 

-un renacuajo estándar; Familia Gomez; pagaran a crédito; mando informe con detalles mas tarde- escucho mientras su "colega" tomaba nota.

-un niño perfecto¿no?; son muy populares- el tono alegre de ese hombre la enfermaba. Nadie podía ser tan alegre; amenos que lo llevara en los genes, o se lo hayan puesto.

- a veces pienso que fuiste un niño diseñado- le dijo fríamente  a su "colega".

-lo soy; primera generación, numero de serie 010111- dijo con orgullo y alegría- ¿ tu no lo eres colega?.

-no- colgó el teléfono- yo estoy hecha de la manera correcta. 





-


Publicar un comentario