lunes, 1 de marzo de 2010

Buitres, flores y el camino

las cosas no marchan bien... con casi la mitad del camino recorrido y con muchas ganas de ver el final, del que aun no veo ni rastro, sigo caminando no lo hago rápido prefiero ir despacio, así puedo contemplar el camino, pero en fin dije que no iba bien pues la parte del camino en la que me encuentro exige demasiado... esfuerzo a lo cual no estoy acostumbrado, así es hasta ahora había recorrido el camino con tranquilidad, caminando por la sombra para no quemarme la piel. Pero la fresca sombra en la que me refugiaba se a terminado dejándome expuesto a los arrasadores rayos de sol que ansiosos por quemar mi piel se lanzan sobre mi como buitres sobre un cadáver fresco...
y ablando de buitres... conocí muchos en el camino algunos ya los deje atrás y otros aun vuelan en círculos encima de mi esperando a que caiga muerto para así devorar mi cadáver y llevarse con ellos mi patética esencia. También encontré flores muy bellas con aromas exquisitos que yacen plantadas en el camino, hasta hace poco tuve el valor de tratar de arrancar una, pues nunca había tenido el valor siquiera para acercarme a una sin sucumbir a su dulce aroma, pero estaba llena de espinas que se clavaron muy profundo en mi y que aun hoy no logro sacar, siempre recordare esa flor.. no con odio mas bien con gratitud pues sus punzantes espinas me enseñaron un dolor nuevo que como todo dolor adquirido me ayudara a seguir por el camino sin quejarme mas de lo habitual.
Publicar un comentario