martes, 28 de marzo de 2017

De La Angustia y El Asco



En estos tiempos el humano Vive angustiado; angustiado busca la felicidad, angustiado busca el éxito y angustiado busca ser alguien. Desesperados buscamos darle sentido o justificación a nuestra existencia, queremos que estar aquí valga la pena, que la existencia tenga un significado místico y trasendental.

Al hombre y la mujer modernos la realidad les produce asco, un asco por la crudeza de lo natural, a tal punto que se le da preferencia a relativismos sobre  la evidencia y la razón. Si no podemos inventarnos una fantasía que nos complasca siempre habrá alguien dispuesto a vendernos una; en estos tiempos las experiencias exitantes están al alcance del dinero y la "felicidad" tan anhelada, o almenos un placebo temporal, también.

Los humanos buscan amor en otros, no sólo en humanos sino en animales y objetos, porque no son   capazes de amarse a si mismos; buscamos que alguien más nos reconozca como bellos y valiosos porque, en el fondo nos sentimos horribles e inútiles; sentimientos insanos y posesivos que mal llamamos amor. ¡Que va a saber de amor una criatura tan horrible como el ser humano!, ¡que va a saber de amor un ser tan insignificante y soberbio!.

En la actualidad vivimos angustiados y asqueados buscando amor, Felicidad, éxito y libertad; y siempre habrá alguien dispuesto a vendernos ese humo sustancioso, ya se en efectivo o a crédito.

¡soy importante!
¡soy valioso!
¡mirenme soy exitoso!
¡tengo alguien que me ama!
¡existo!
¡mirenme que libre soy!

Aullan los simios angustiados
Claman con asco y espanto
Los tontos engañados

No somos nada y vamos a morir...
Entender esto me quita la angustia y el asco.



Publicar un comentario