viernes, 20 de diciembre de 2013

Reptil feliz

puedo  convertirme
en un capitalista desalmado,
en un cristiano reformado
o en una pluma perdida en el aire 

 puedo convertirme 
en el presidente de un par de naciones,
en el líder de diez religiones,
o en alguien como Nietzche 

puedo ser un santo,
un anarquista amoralista,
o una mezcla de ambos 

al final soy carne y hueso,
alma inventada por neuronas,
órganos, sistemas  y mas que eso 

¿por qué mis ojos se abren cada mañana?
¿para ser algo o alguien?
¿que soy yo?, ¿ese que siempre hablaba?;

dicen que vivo por obra de dios
y la obra de dios es obra mía
en estos caso siempre acabo diciendo 
algo con apatía

pero la apatía esta lejos hoy
en el fondo de esa mente mía
debajo del neocortex 
donde no me ven cuando me voy
donde soy un reptil feliz  todo el día

Publicar un comentario