martes, 19 de noviembre de 2013

Cultura de Presunción y Aceptación


1.- La Necesidad de Aceptación A Través de los Tiempos.





"El ser humano no hace nada que no sea por necesidad."- Aristóteles.

La vida es una gran lucha para satisfacer nuestras necesidades; siendo las mas primordiales la fisiológicas; las que son: comer, dormir, defecar, orinar y el sexo; seguidas muy de cerca por las psicológicas y sociales, entre estas se encuentra la que sera tema de este ensayo; la necesidad de aceptación.

La sociedad gira entorno a la búsqueda de la aceptación, desde que la humanidad apareció en la tierra asta nuestra época el humano a tratado de ser querido y admirado, amado, por sus semejantes, sea consciente o no de ello; así pues el ser humano a evolucionado junto con sus métodos de búsqueda de aceptación.

En los comienzos de la historia, cuando nuestra especie vagaba en grupos de cazadores y recolectores, cuando aun no empezábamos a registrar la historia y mucho menos sabíamos de filosofía o psicología, pues la tarea primordial era la supervivencia del grupo, la admiración de la manada se la ganaban los grandes cazadores y guerreros, los conocedores de plantas y frutos comestibles y medicinales(chamanes, brujos, etc), los hombres y mujeres que estaban en contacto con los dioses y los venerables patriarcas y matriarcas de la tribu; así como todo aquel que demostrara ser útil,y esta es la palabra clave en esta época, a la comunidad. 

Con el pasar de los siglos y con los nuevos descubrimientos que la humanidad realizo, los parámetros de admiración, aceptación, fueron alterándose y así es que a los personajes que eran motivo de admiración en el pasado( cazador, guerrero, recolector, religioso, sabio) se les añadieron otros como el artista, rey, la reina o el hombre rico, además de que estos parámetros se fueron adaptando a la época y a las necesidades de la sociedad de entonces; aquí fue donde la aceptación y admiración se fueron desprendiendo de la utilidad del individuo pues llegaron a haber reyes, lideres religiosos o hombres poderosos que mas que útiles eran dañinos para el colectivo, pero que aun así fueron admirados. 

Siguiendo la la linea en que la utilidad y la aceptación tienen poco que ver pasamos por épocas donde el humano lucho contra sus semejantes(algo común en la especie) para establecer tendencias comerciales en el mundo; ganando el capitalismo a todas aquellas variantes del comunismo, y extendiendo una sociedad de consumo que, después de dos guerras mundiales, cambio las normas de la admiración/aceptación.
El humano perdió valor como individuo y paso a ser valorado por sus posesiones. 

2.-El Pavo Real Humano.


En estos días donde nuestras necesidades básicas son mas fáciles de cubrir que en las inciertas épocas del amanecer humano, del medievo o del siglo pasado y donde además hay millones de humanos que tienen las mismas o mejores habilidades que uno ¿Como podemos ser aceptados/admirados?.

Eduardo Galeano dijo, o escribió, "Estamos en plena cultura del envase. El contrato de matrimonio importa más que el amor, el funeral más que el muerto, la ropa más que el cuerpo y la misa más que Dios.". En esta época donde ser útiles ya no es necesario para ser admirado, la fama es una fantasía muy común entre los jóvenes, y a veces en los no tan jóvenes, pueden llegar a obsesionarse tanto con la idea de "ser famosos" que estarían dispuestos a hacer lo que sea, desde humillarse asta manifestar actitudes destructivas con ellos mismo o con las personas de su entorno para conseguirlo.

Todos tratamos de llamar la atención ya sea consciente o inconscientemente; de esa misma forma recibimos atención; cuando somos útiles a la comunidad ellos nos demuestran aceptación y eso disminuye nuestra necesidad de la misma; de esa manera concluyo que mientras mas útil seas menos atención necesitas y mientras menos útil seas mas atención requieres; podría decir que es algo genético pero no puedo asegurarlo.

Es en los individuos menos útiles, o que se sienten menos útiles, es en los que se enfoca la gran maquinaria comercial de la cultura del envase, consumismo, esa que se la pasa anunciando productos milagrosos para solucionar "x" o "y" problema, productos para ser mas atractivos; y es aquí donde ha encontrado su mayor nicho pues la masa humana ha dejado de lado la utilidad para valorar a sus semejantes y a acogido la apariencia y las posesiones materiales para aceptar a los otros.

Siendo así que en las mentes menos maduras el ideal del humano admirable sea uno que posea riqueza, fama y belleza; o por lo menos una de esas tres cualidades. Ahora bien tenemos a la televisión, la radio, la Internet y los anuncios en las calles que nos asocian y disocian ideales de aceptación que están muy lejos de ser saludables; por un lado nos piden belleza y por el otro que consumamos la chatarra que venden; nos dicen que fumar y beber mata pero en la tv y el cine nos muestran que fumar y beber te hacen interesante.

Hemos llegado al punto en que una prenda de vestir da estatus, donde una marca hace que los demás te vean "bien" donde un montón de papel te da poder e influencias; puedo decir que se ha llegado al punto donde la necesidad de aceptación venció a las necesidades básicas, pues ¿cuanta gente no se queda sin comer por comprar esa ropa de marca, esos tenis de marca, esa bolsa?; ¿cuantas personas no se endeudan con créditos con tal de obtener rápido sus caprichos que los harán ver "bien"'; ¿cuantos no se han quitado la vida por no poder tener algo material? y, algo importante, ¿cuantos no se han quitado la vida por amor? ¿cuantos no están deprimidos por la soledad?

El humano vive para satisfacer sus necesidades, pero en esta época la necesidad imperante es la necesidad de ser aceptado; tenemos contrastes brutales, mientras en un país desarrollado un ser humano sale a pavonearse con sus tenis, camisa, pantalones, telefoneo, sonrisa y cuerpo de marca para ganarse la aceptación de sus compañeros de urbe; en algún lugar del mundo hay otro al que poco le importa ser aceptado y que ruega por llevarse un pan a la boca. 

3.- Autoaceptación 


Sabemos ahora que la aceptación puede ser comprada, pero también debe ser dicho que de ninguna manera esta aceptación artificial es igual a la que se gana al demostrar que se es útil para la comunidad ; la admiración comprada llega fácil y se va fácil, en cambio la que se gana con el trabajo arduo de demostrar que se tiene un talento que es sutil a la sociedad, esa genera prestigio y ,aun mas importante, autoaceptación; que en muchos casos es mas valiosa que la aceptación del conjunto.

Un individuo que no se acepta tiene muy pocas probabilidades de encontrar la alegría y siempre se vera con la necesidad de comprar mas admiración lo cual puede llevarlo a la ruina y cuando esto sucede todos aquellos que lo aceptaban se dispersan en busca de alguien mas a quien admirar.

La sociedad humana esta enferma de fanatismo, de admiración, y lo peor es que esta es dada a quien menos lo merece y a quien menos resulta útil; artistas, políticos, lideres religiosos son aceptados y amados por millones siendo muy escaso lo que aportan a la comunidad.

Cuando un ser humano sea aceptado y admirado por lo que es y por lo que puede aportar e la comunidad sera el momento en que nuestra especie seguirá el camino de su evolución hacia un momento futuro en que nos aceptaremos a nosotros mismo por que nos sabemos útiles para la sociedad y aceptaremos a los demás porque son útiles para nosotros; entonces ya no tendremos que ser pavo reales humanos, ya no tendremos que presumir para mendigar aceptación.
Publicar un comentario en la entrada