sábado, 13 de junio de 2015

conflicto humano

El conflicto humano nace de una diferencia, de una división artificial que evita que veamos a los otros como iguales;Muchas de esas divisiones artificiales son evidentes y fáciles de adivinar: la religión, la ideología política o la clase social son los estratos en los que se divide habitualmente la masa humana. 

Desde que tenemos uso de razón nuestros padres, sin mala intención, nos inculcan ideas que nos condicionan para la vida adulta; una de esas ideas nos marca toda la vida, esta es la diferenciación entre hombres y mujeres, los padres siempre le dicen a los niños los juegos que deben jugar los niños, los colores que son de niños y las actitudes que son de niños(cuantas veces no le dijeron aun niño "los niños no lloran"), de igual manera se le imponen a las niñas los juguetes, colores y actitudes que, según los adultos, pertenecen a su genero; a partir de este momento el niño y la niña se dejan de ver como semejantes, se crea una división inconsciente donde alguien que era un semejante pasa a ser un niño o una niña y por ende dejan de verse como iguales; desde entonces el hombre y  la mujer se dejan de ver como humanos semejantes y pasan a pertenecer a grupos "diferentes", naciendo así todo conflicto entre hombre y mujer. Hay todo un mundo diseñado para cada uno de donde no pueden salir sin ser mal vistos por sus semejantes de genero; los hombres no ven a las mujeres como humanos sino como seres aparte y las mujeres los ven de la misma forma. Ha un dicho que va así: los hombres vienen de marte y las mujeres de venus. Es verdad que somos diferentes biológica y psicologicamente pero eso no nos quita lo humanos, la etiqueta de hombre y mujer forma parte del proceso de división al que nos vemos sometidos pues nos educan para ser hombres o mujeres pero no para ser humanos.

Es el mismo caso para el patriotismo, las ideas religiosas, las actitudes deportivas y muchas de las interacciones sociales que nos parecen normales; todas van encaminadas a hacernos olvidar que somos humanos: el patriotismo te pone a la nación, una idea artificial, por encima de tu humanidad y terminas siendo mexicano, australiano, americano, español o cualquier otra nacionalidad, olvidándote así de ser humano; la religiosidad nos hace hijos de dios al cual defendemos sobre todas las cosas, incluso de otros humanos que creen en otros dioses; justas deportivas, modas, gustos musicales, todo busca que te cuelgues una etiqueta, cual sea menos la de "humano"; de esta manera tu eres, digamos, fulano, de tal país, seguidor de x religión y fanático de la música country; cada etiqueta te aleja de tu humanidad y de tus semejantes provocando así el aparentemente eterno conflicto humano.





lunes, 8 de junio de 2015

Sin objetivo

el silencio se escapa en la ciudad
aquí rara vez se puede tener un momento de paz
los coches fluyen por las avenidas
hacen ruido y sueltan smog sin piedad

a veces te cambian el horario
según para ahorrar energía
así que ahora son las tres
aunque ayer eran las cuatro  

parejas caminan por las calles
tomados de las manos
sincronizando inconscientemente sus pasos 
yo llevo las manos en los bolsillos 

los cafés están llenos
la gente se apelotona en todos lados
humanos a diestra y siniestra
humanos a toda hora

los miro y  me siento aparte
aunque estoy hecho de la misma carne,
no me siento identificado 
quizá sea un marginado

me hundo en el pasto del parque
bajo los arboles siento el fresco de la tarde
estaré aquí hasta que llegue la noche,
hasta que llegue la noche

mi carne me pide comida
con un gruñido de tripas
salgo a buscarla con tranquilidad
como lo hago todos los días

hay  necesidades fisiológicas que satisfacer 
quizá también las emocionales 
no estoy muy seguro
tampoco lo estoy  de ser humano.








domingo, 7 de junio de 2015

Cuestión de Azar

La vida es aleatoria, como este texto, tenemos suerte de nacer completos o cuerdos; es cuestión de suerte y geografía ser cristianos, católicos, musulmanes o  budistas así como también lo es el ser comunistas o capitalistas. Estás aquí porque la aleatoriedad de los factores de la concepción lograron que el esperma adecuado se fundiera con el ovulo exacto, de lo contrario ¿serias tu?.

Muchos dicen que solo sobrevive el más fuerte o el que se adapta mejor; pero la verdad es que solo sobrevive el más afortunado; rico, pobre o clase media, nacer así es también suerte pero morir así es tu decisión.

Conocer a tus amigos también es cuestión de azar, fácilmente la vida podría haberte puesto a otras personas a tu alrededor, toda una plantilla y alineación diferente; la aleatoriedad de los eventos de tu vida te ha conducido por el camino que recorres justo ahora ¿alguna decisión tuya llevo a la desgracia a alguien?; un dicho irlandés dice que en el juego de  la vida no hay que esperar a que te toquen las mejores cartas sino jugar con inteligencia  las que te han dado. La vida es aleatoria, tu capacidad de decidir y actuar es un factor mismo de esa aleatoriedad; es como darle un giro más a la ruleta, como tirar los dados, a veces el plan funciona y aveces hay que saltar por la borda.

Los humanos luchamos contra esa aleatoriedad por naturaleza, buscamos imponer al mundo el orden que mora en nuestras cabezas; maniaticamente diseccionamos todo lo que está a nuestro alcance, establecemos normas y leyes a la naturaleza; es en lo personal cuando mucho de nuestro orden artificial se descontrola pues como individuos no podemos parar la ruleta  del mundo que nos abruma.Tontamente planeamos y esperamos que la realidad  marche según nuestros planes y nos resulta cruel descubrir que al universo aleatorio le importan poco nuestros planes, aspiraciones o sueños, entonces la neurosis nos abruma, nos enoja, nos hunde, a nosotros unas criaturas tan frágiles al paso del tiempo, estos seres que no entienden la aleatoriedad del universo y que la ven como un repugnante caos; pero de nada sirve patalear o enfadarse, la ruleta sigue girando y no podemos detenerla.

La vida es aleatoria hasta el momento mismo de la muerte; después nadie sabe lo que viene por lo que se trata de una nueva cuestión del azar;  morir tranquilo, morir violentamente o morir sin darte cuenta es cuestión de suerte una vez más; ir al cielo, al infierno o reencarnar también es probabilidad, así como no ir a ningún lugar.  El hecho de no saber que viene después nos asusta, siempre estamos a merced del miedo a lo desconocido y a lo extraño, a todo aquello que esta por encima del orden de nuestra razón.

Nuestra realidad es una ilusión, un espejismo creado al recopilar información con nuestros sentidos y al procesarla con nuestros cerebros; la realidad es un intento de nuestra mente por darle un orden a toda la aleatoriedad que nos rodea, ¿Cómo sería el mundo si lo viéramos tal cual es?¿cómo lo experimentáramos si nuestros sentidos captaran todo y no lo poco que captan? seguramente nos volveríamos locos o aleatorios. 

sábado, 6 de junio de 2015

Vidas paralelas

Vidas paralelas
En la misma ciudad
En las mismas calles
Tu te Deslizas
Yo hago algo similar

Caminamos
por las mismas avenidas
no coincidimos
ni en tiempo, ni espacio,
ni en vidas pasadas.

Caprichosa ciudad
nos ancla en extremos opuestos,
Tu  en tu  realidad,
Yo   atrapado en mis pensamientos

¿Quién te mirará con ternura?
¿Quién te robara más de una sonrisa?
¿Quién te dedica lindos versos
O una bella poesía?

Vivimos Vidas paralelas
En la misma ciudad
En las mismas calles
Sin coincidir por voluntad
O por caprichos sobrenaturales